ARIEMA, empresa española especializada en tecnologías del hidrógeno, comienza el proyecto ARICHILE H2, en colaboración con la empresa chilena TCI Gecomp, especialista en instalaciones de energía renovable, y Capricornio, consultora chilena especializada en implementar estratégicamente proyectos de innovación para un mundo sostenible. ARICHILE H2 servirá para realizar una primera toma de contacto de la economía del hidrógeno en Chile y realizar la implantación de un novedoso sistema de electrolisis, que por primera vez puede abastecerse a partir de agua del mar.

Este proyecto tiene una duración estimada de 6 meses y pretende, no únicamente realizar un primer estudio de viabilidad, sino establecer una serie de pasos a seguir para promover la descarbonización parcial de la economía chilena durante la próxima década. El potencial de energías renovables en Chile, aunado con la ambiciosa hoja de ruta “Energía 2050” propuesta por las autoridades chilenas, hacen de este país una de las grandes promesas en la instauración de la economía del hidrógeno verde.

De la mano de TCI Gecomp, ingeniería con un gran portfolio de proyectos renovables en suelo chileno, sede en el mismo país y con amplios conocimientos del mercado latinoamericano, se va a realizar la hibridación del novedoso prototipo de electrolizador de ARIEMA para garantizar que la fuente de energía para la electrolisis es 100% de procedencia verde. Esto permite certificar al hidrógeno producido como de producción libre de CO2.

La cooperación con Capricornio SpA, consultora con un amplio conocimiento de la situación legal en Chile, pretende agilizar la instauración de herramientas legales que establezcan los principios para la implantación de los sistemas de ARIEMA. Puesto que Capricornio tiene un amplio recorrido en instauración de proyectos innovadores, su ayuda es inestimable en este propósito.  

La convocatoria que financia este innovador proyecto es INNOWWIDE, que tiene como objetivo dar apoyo a PYMES europeas altamente innovadoras para promover proyectos de viabilidad en colaboración con entidades locales en países de todo el mundo. Si bien esto comienza con un estudio de viabilidad, estas soluciones innovadoras pretenden tener continuidad en el mercado.

Una vez montado el prototipo y establecido un modelo viable de comercialización, se pretende actuar sobre diferentes focos de la economía chilena, y mediante proyectos de hidrógeno en cooperación con entidades locales, se pretende abastecer de materia prima verde a industrias dependientes del hidrógeno, como la del amoniaco, minería o refinerías, establecer los principios para descarbonizar el transporte  y conseguir establecer un suministro energético seguro, mediante hibridación con energías renovables, almacenando en momentos de sobreproducción energética de energías no gestionables y produciendo energía a partir del hidrógeno generado. Cada sistema de electrolisis de 5 MW supone un ahorro para la industria chilena de 7.575 toneladas de CO2 emitidas por año

El proyecto cuenta con un presupuesto total de 92.375,00 € y tendrá una duración total de 6 meses (Octubre 2020 – Marzo 2020).

Para obtener más información sobre el proyecto, contacte con esperanza.montero@ariema.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario